Lucha por el dominio del Río de la Plata

Monday, December 15, 2014

La lucha por el dominio del Río de la Plata entre la corona española y la portuguesa comenzó unos años después de firmado el Tratado de Tordesilla (1494). Desde su instalación en el Brasil, los lusitanos demostraron con hechos que no estaban dispuestos a ajustarse a los límites territoriales impuesto por este tratado. Con respecto a la Banda Oriental, las pretenciones portuguesas eran de vieja data. La penetración y dominio en la cuenca del Plata fue entonces un objetivo prioritario en la política portuguesa.

Las incursiones de los bandeirantes sobre las regiones españolas no colonizadas y sus saqueos y ataques a las misiones jesuíticas constituyeron la avanzada de esa penetración. Pero el hecho más flagrante de esa ofensiva lo constituye la fundación de la colonia del Sacramento, a escasos kilómetros frente a la ciudad de Buenos Aires, del otro lado del Río de la Plata, el 26 de enero de 1680. Esta situación resultaba intolerable para la corona española, porque, además de constituir una violación a su territorio, la nueva colonia portuguesa se transformó en una lucrativa base de operaciones para el contrabando.

Desde el primer momento, los gobernadores de Buenos Aires trataron por todos los medios de expulsar a los portugueses y por lo general lo conseguían, pero los portugueses volvían a instalarse. La presencia lusitana en el Río de la Plata, y con ello el contrabando, sería una de las causas por la cual Carlos III, borbón, crearía el Virreinato del Río de la Plata en 1776.