Bombardeo a Hanoi

Wednesday, March 25, 2015

Para forzar al gobierno norvietnamita a un tratado de paz, por el cual éste se comprometiera a respetar la soberanía de Vietnam del Sur, el presidente Richard Nixon lanzó un bombardero masivo sobre Hanoi, la capital de Vietnam del Norte, el 18 de diciembre de 1972. Durante doce días, decenas de miles de toneladas de bombas, arrojadas desde bombarderos B-52 Stratofortress, F-4 Phantom y F-111 Aardvark, transformaron a Hanoi en un infierno, destruyendo gran parte de su infraestructura. Virtualmente el 80 % de las plantas y torres de tendido eléctricas, depósitos de combustibles y líneas férreas fueron arrasadas.

Sin embargo, muchos aviones de la fuerza aérea estadounidenses fueron derribados por los misiles SAM tierra-aire de fabricación soviética operados por el ejército norvietnamita. Pero a pesar de ello, para el día 28 de diciembre Hanoi había quedado defendida sólo por artillería anti-aérea convencional. Las comunicaciones de radio estaban colapsadas y los aviones MiG norvietnamitas no podía despegar porque las pistas estaban destruidas. De esta manera, Vietnam del Norte pidió una tregua y el 15 de enero de 1973 cesaron los ataques norteamericanos. Doce días después, Washington y Hanoi firmaron el acuerdo de paz, el cual no sería respetado por Vietnam del Norte, ya que a principios de 1975, luego de que los Estados Unidos habían retirado todas sus tropas, Hanoi invadiría en forma masiva Vietnam del Sur y su capital Saigón sería tomada por los comunistas en abril de ese año.