Mejor tanque de la Guerra Fría

Wednesday, April 1, 2015

Hasta la aparición del Abrams M1 y del Challenger 1, el tanque más avanzado y letal que tenía la OTAN para enfrentar a los T-55 y T-64 soviéticos era el Chieftain FV4201, el tanque principal del ejército británico desplegado en las islas y las bases inglesas en Alemania. Era el mejor armado de los tanques aliados en las décadas de 1960 y 1970, ya que contaba con un poderoso y preciso cañón de ánima estriada L11A5 de 120-mm, siendo su blindaje máximo de 195-mm de espesor en la torreta, la cual tenía un perfil bajo.

Por su blindaje y armamento, el Chieftain era superior al M-60 Patton norteamericano, al AMX-30 francés y al Leopard 1 alemán. Por sus avances tecnológicos, era superior los T-55, T-62, T-64 y T-72 soviéticos, ya que contaba con telémetro láser LF2 de un alcance de 10 km, un sistema de control de tiro Marconi IFCS con una computadora balística digital y luces infrarrojas de búsqueda; es por ésto que el Chieftain fue el primer tanque en la historia en poder disparar y acertar en el blanco con extrema precisión en movimiento y a velocidad máxima sobre terreno desparejo. Su dotación de 4 hombres estaba protegida contra guerra bactereológica, química y nuclear.



Chieftain FV4201 en acción (video)