Primavera de Praga

Monday, April 27, 2015

Se conoce como la Primavera de Praga al amplio movimiento socio-cultural y político liberal y de apertura que surgió en Checoslovaquia a partir de 1967 pero que tuvo su pico de expresión en 1968. Este movimiento comenzó como una reacción de la sociedad Checa contra las prácticas estalinistas (por Joseph Stalin) que habían sido llevadas a cabo por el secretario del partido comunista de Checoslovaquia Antonín Novotny, un veterano marxista de línea dura, fiel a Moscú. Puede también decirse, que lo que se llama la Primavera de Praga fue un intento de humanizar el socialismo por parte de muchos intelectuales opositores al régimen. Este movimiento fue conducido por Alexander Dubcek, el sucesor de Novotny como secretario del partido comunista de ese país el 5 de enero de 1968.

Influenciado por el nuevo clima político y social, Dubcek le concedió a la prensa mayor libertad de expresión, al tiempo que liberó y rehabilitó a los disidentes políticos perseguidos y encarcelados en la época de Stalin. También revisó o corrigió la constitución de su país para garantizar las libertades y derechos civiles básicos, con un plan para democratizar el gobierno. Dubcek declaró: "estoy ofreciendo un nuevo socialismo con rostro humano". En junio de ese año, la multitud en las calles exigía aún más cambios y que llevara Checoslovaquia a una verdadera democracia, como las occidentales.

Recelosa de estos acontecimientos y temiendo un efecto contagio en el resto de países comunistas de la Europa del Este que formaban el Pacto de Varsovia, la Unión Soviética de Nikita Khrushchev vió estos acontecimientos como una contrarrevolución anti-marxista. Debido a ello, en la tarde del 20 de agosto de 1968, las tropas del ejército rojo comenzaron a invadir Checoslovaquia, tomando control total del país. Los enviados del Kremlin forzaron la renuncia de Dubcek y otros funcionarios, quienes fueron reemplazados por comunistas de línea dura. De esta manera, todas las reformas puestas en marcha hasta ese momento fueron anuladas. El pueblo checo tendría que esperar hasta la caída del muro de Berlín para poder gozar de las libertades básicas y derechos civiles.

Tanques soviéticos irrumpen en Praga para sofocar el movimiento ante la protesta del pueblo checo (video)