Batalla de las Salomón Orientales

Friday, June 26, 2015

La batalla de las islas Salomón Orientales fue una batalla naval librada entre la armada de los Estados Unidos y la marina imperial japonesa, el 24 y 25 de agosto de 1942, al norte de la isla Santa Isabel, durante la Segunda Guerra Mundial. Este feroz enfrentamiento tuvo lugar en el contexto de la batalla de Guadalcanal, durante la invasión aliada a ésta y a otras islas del grupo de islas Salomón, que señaló el comienzo de la campaña aliada del Pacífico contra el Imperio Japonés.



Buques de guerra japoneses, que zarpaban de Rabaul, atacaban con fuego de cañones navales durante la noche las posiciones de los Marines norteamericanos en las cercanías del aeródromo Henderson de la isla de Guadalcanal, mientras la aviación japonesa hacía lo mismo. Estos ataques eran tareas de ablandamiento previo una invasión enemiga. Para evitar que los japoneses recuperaran la isla de Guadalcanal y Tulagi, el almirante Frank J Fletcher, comandante de la Fuerza de Tarea 61, desplegó el 21 de agosto en las aguas de las costas de Guadalcanal y Santa Isabel los portaaviones USS Enterprise, USS Wasp y USS Saratoga, los cuales eran escoltado por 1 acorazado, 4 cruceros y 11 destructores.

Luego de tres días de misiones de reconocimiento y búsqueda de la fuerza enemiga, el hidroavión de patrulla de la armada norteamericana PBY Catalina finalmente divisó al portaaviones japonés Ryujo con sus buques escoltas. Este portaaviones liviano formaba parte de una fuerza de tarea que incluía los portaaviones Shokaku y Zuikako y que pertenecián a la 8ª Flota nipona; la misma era comandada por el vice-almirante Chuichi Nagumo.

Una vez más, fueron los aviones bombarderos/torpederos y cazas, que despegaban de los portaaviones, los que desempeñarían un papel importante y decisivo en una batalla naval del Pacífico. Bombarderos en picada SBD Dauntless y torpederos TBF Avengers del USS Saratoga atacaron y hundieron al portaaviones japonés Ryujo el 24 de agosto a la tarde. Mientras tanto, bombarderos en picadas Aichi D3A "Val" del portaaviones japonés Shokaku atacaron fieramente al USS Enterprise. Aunque éste recibió dos impactos, los daños fueron controlados. El 25 de agosto, los norteamericanos forzaron a la fuerza de tarea japonesa a replegarse y alejarse considerablemente de la zona, evitando la invasión nipona a Guadalcanal y asegurando de esta manera la conquista aliada definitiva de esta isla y otras islas del grupo Salomón.

Resultado: victoria táctica aliada

Armas empleadas

Estadounidenses: 2 portaaviones (USS Enterprise y USS Saratoga), 1 acorazado, 4 cruceros, 11 destructores y 176 aeronaves (TBF Avenger, SBD Dauntless, F4U Wildcat, y B-17; este último despegaba del aeródromo de Guadalcanal). Batería antiaérea de 127 mm y 40 mm.

Japoneses: 3 portaaviones, 2 acorazados, 16 cruceros, 25 destructores, y 177 aeronaves de todo tipo.