Cañón antitanque más potente de la Segunda Guerra

Friday, June 12, 2015

El cañón antitanque más poderoso y más preciso que se empleó en la Segunda Guerra Mundial fue el cañón Flak 18/37/41 de 8,8 cm (de calibre 88 mm) de la Wehrmacht. Curiosamente, había sido diseñado como un arma antiaérea; la denominación "Flak" es la abreviatura de las palabras alemanas "Flugabwehrkanone", que quiere decir simplemente "cañón de defensa aérea"; pero para las tropas alemanas era conocido simplemente como el "ocho ocho". Fue durante la batalla de Francia, mayo-junio de 1940, que los soldados de la Wehrmacht descubrieron que el 8.8-cm Flak era un arma antitanque formidable. Debido a la altísima velocidad de salida del proyectil (820 m/s) y a su gran precisión, este cañón de 88 mm alemán podía destruir un tanque enemigo ubicado a más de 5.000 m de distancia. Tenía una cadencia de tiro de hasta 20 rondas por minutos y su elevación oscilaba de -3º a +85º, con una traversa de 360º.


Flak de 88 mm modelo 41 adaptado como arma antitanque

El mismo cañón model 37 en su versión original como arma antiaérea

El Flak de 88 en acción (video)