Religión de los egipcios

Wednesday, August 19, 2015

La religión de los antiguos egipcios era politeísta. Representaban a sus dioses con cuerpo humano y cabeza de animal o viceversa. Muchas veces una misma deidad podía figurarse con aspecto de hombre, a veces de animal, o bien en forma mixta. Por ejemplo, el dios Horus figuraba como un hombre con cabeza de gavilán. Cuando el territorio se fusionó en un solo Estado, los sacerdotes ordenaron el hasta entonces caótico politeísmo, estableciendo una jerarquía de dioses, que fue adorada en todo el país.

La divinidad principal era el dios Sol, creador y bienhechor, imaginado con distintas formas. Éste tenía una esposa y un hijo divinos con quienes formaba una trinidad. El nombre de los dioses cambió con el apogeo de las distintas ciudades. Durante el predominio de Mentis, esta trinidad estaba encabezada por Ptah, creador del mundo y patrono de los artesanos; en el período de supremacía de Tebas, los egipcios divinizaron a Amon-Ra (el Sol). Horus significó el sol naciente, cuyos rayos vencieron a Seth, el dios del mal y de las tienieblas. Los sacerdotes de la ciudad de Abydos reverenciaron a Osiris, que también representaba al sol y que luego fue uno de los dioses más populares; su esposa Isis fue la luna, cuya débil luz impedía el triunfo de la noche.

El culto del pueblo se basaba en la zoolatría o adoración de ciertos animales considerados sagrados, entre los que figuraban el buey, el león, el cocodrilo, el chacal, el gato, el ibis y el escarabajo. Pero ninguno se destacó tanto como el buey Apis, que representaba a los dioses Osiris y Ptah. Fue adorado primero en Menfis y luego en todo el territorio.

El culto a los muertos

Uno de los aspectos más destacados de la religión egipcia es el haber considerado al alma humana como un elemento inmortal. Creían que el hombre estaba formado por tres elementos: carnal (el cuerpo), y dos espirituales (el alma y el ka o doble). El ka es un espíritu, una imagen-sueño, es decir, un doble o reproducción idéntica al individuo, especie de "otro yo" que lo dirige o protege. En cambio, el alma es sólo una parte que representa el verdadero asiento de una fuerza vital.

El ka escapaba por la boca del hombre en el momento de exhalar el último suspiro de vida. Al dejar el cuerpo, luego de un viaje peligroso, comparecía ante el tribunal divino, presidido por Osiris e integrado por cuarenta y dos jueces, cuya misión era comprobar si el difunto había cometido alguno de los cuarenta y dos pecados capitales.

Características

La religión egipcia tuvo los siguientes caracteres:

a) Politeísmo: creían en una infinidad de dioses.
b) Zoolatría: adoraban a ciertos animales.
c) Antropomorfismo: también representaban a los dioses con forma humana.
d) Panteísmo: rendían culto a los elementos de la naturaleza.
e) Astrolatría: adoraban a los cuerpos celeste.