Acorazados japoneses de la Segunda Guerra Mundial

Thursday, September 10, 2015

Al igual que sus homólogos norteamericanos, los acorazados japoneses desempeñaron en papel secundario en la Segunda Guerra Mundial, a pesar de sus poderosos cañones navales, diseñados para hundir buques enemigos. En las clásicas batallas navales, fue reemplazado por el portaaviones en la misión de enfrentar y atacar flotas enemigas, siendo relegado a brindar apoyo de fuego naval a tropas de desembarco, a bombardeos de puertos y zona costeras enemigas, como así también a desempeñarse como escolta de portaaviones. Esto se debe a que los aviones caza y los bombarderos en picada abordo de los portaaviones tenían un alcance muy superior al de sus cañones.




Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, el acorazado japonés aún mantenía el aura mística de invencibilidad que había surgido en la Guerra Rusa-Japonesa de principios de siglo XX y en la Primera Guerra Mundial; los enfrentamientos directos contra otros buques se circunscribieron a aquellos librados en las inmediaciones de la isla de Guadalcanal, hacia finales de 1942, durante la invasión norteamericana a esta isla y a la batalla del Golfo de Leyte, en las Filipinas, en octubre de 1944.

Lista de acorazados japoneses de la Segunda Guerra

- Yamato. Buque insignia de su clase y el más célebre. Eslora: 256 m; manga: 38,9 m; calado: 11 m. Armamento: 9 cañones de 460mm y 12 de 155mm. Hundido en abril de 1945, frente a las costas de Okinawa.

- Musashi. Perteneciente a la clase Yamato, con las mimas características técnicas que el de arriba. Fue hundido en octubre de 1944, con torpedos y bombas lanzadas por la aviación naval norteamericana, durante la batalla del Golfo de Leyte.

- Kirishima. Acorazado de la clase Congo. Eslora: 222 m; manga: 31 m; calado: 9,7 m. Armamento: 8 cañones navales de 356mm y 14 de 152mm. Fue hundido por acorazados norteamericanos en noviembre de 1942, durante la batalla de Guadalcanal.

- Nagato. Insignia de su clase. Eslora: 215,8 m; manga: 29; calado: 9 m. Su armamento lo componía 8 cañones navales de 410mm, 20 de 140mm, y 4 antiaéreo de 76mm. Sobrevivió la guerra, siendo empleado como blanco en ejercicio militar con una bomba nuclear en 1946.

- Mutsu. Perteneciente a la clase Nagato, tenía una eslora de 215,8 m, una manga de 29 m, y un calado de 9 m. Contaba con 8 cañones de calibre 410mm. Se hundió luego de una explosión interna accidental o sabotaje en junio de 1943.

- Fuso. El primero de su clase. Eslora: 192 m; manga: 28,6 m: calado: 8,7 m. Armamento: 12 cañones de 356mm, 16 de 152mm, y 6 tubos lanzatorpedos de 530mm. Destruido y enviado al fondo del Pacífico en la batalla del Golfo de Leyte, en el estrecho de Surigao.

- Yamashiro. Acorazado de clase Fuso. Al igual que su gemelo de la misma clase, fue hundido en octubre de 1944, en el estrecho de Surigao, durante la batalla del Golfo de Leyte.

- Haruna. Clase: Congo. Eslora: 222 m; manga: 31 m. Armamento: 8 cañones de calibre 356mm; 8 tubos lanzatorpedos de 530mm. Hundido por aviones norteamericanos en julio de 1945.