Bombas japonesas de la Segunda Guerra Mundial

Wednesday, September 2, 2015

La aviación del ejército imperial y la fuerza naval de la marina imperial japonesas emplearon básicamente tres tipos de bombas convencionales durante la Segunda Guerra: la Tipo 2, una bomba de la aviación naval de 250 kg de peso y la más empleada; la Tipo 99, de 750 kg, arrojada por bombarderos de envergadura; y la Tipo 97, la más pequeña de 59 kg, siendo ésta arrojada desde bombarderos navales de picado. Estas tres eran las de mayor producción y empleo, aunque había muchos diseños más, pero fueron menos empleados.

La mayoría de las bombas japonesas tenían la espoleta en la nariz de las mismas, aunque luego fabricarían bombas con espoletas en cola y nariz, sobre todo en las de 250 kg de alto poder explosivo. En la construcción de la mayoría de las bombas, los japoneses seguían lineamientos convencionales, sin anillo y con aletas estabilizadoras, empleando una delgada plancha de hierro como fuselaje de las mismas. En las bombas no convencionales, como la anti-blindaje de 800 kg de peso y empleadas contra buques acorazados y búnkers en tierra, se utilizaba el acero forjado en vez de planchas de hierro; en estas bombas, la fuente explosiva era el trinitro anisol, con dos espoletas en la cola. Este explosivo era un nitrato con mezcla de ácidos sulfúrico y nítrico.

Datos técnicos de bomba Tipo 2

Peso: 250 kg
Longitud: 1,94 m
Diámetro: 30 cm
Relleno: pícrica preformada