Ejército espartano

Friday, September 4, 2015

Los espartanos organizaron un poderoso ejército, no solamente para reprimir cualquier intento de rebelión de los pueblos sometidos, sino también la defensa de su territorio de invasiones foráneas. El ejército de Esparta era poderoso no por el número de soldados que lo componía, sino más bien por el alto grado de entrenamiento y disciplina militar a que eran sometidos los reclutas desde la temprana edad de siete años. Como en otros pueblos indoeuropeos, la guerra y el estilo de vida marcial formaba parte de la cultura espartana. Según la expresión del historiador Jenofonte, fueron verdaderos "artistas en el arte militar".

Los espartanos combatían de a pie, dándole importancia, por lo tanto, a la nutrida infantería más que la escasa caballería. Portaban armas semejantes a las utilizadas en épocas homéricas y el soldado con armamento completo se llamaba hoplita. Las armas ofensivas consistían principalmente en una lanza larga y una espada corta de hoja ancha, llamada xifo; mientras que las defensivas eran un casco y una coraza de bronce.

Cuando estaban frente al ejército enemigo, se colocaban en falange, es decir, en ocho extensas filas, unas de detrás de otras, formando con los escudo una verdadera muralla humana y atacando en conjunto y verdadero orden hasta que el enemigo quedara deshecho. El guerrero espartano era prácticamente imbatible porque a sus excelentes condiciones físicas unía el valor y la disciplina militar. El rey era el comandante militar, quien consultaba con los dioses antes de cada enfrentamiento bélico, siendo quizás Leónidas el más célebre de todo.