Macedonia antigua

Tuesday, September 29, 2015

Macedonia se extendía al norte de Grecia, al sur sus costas eran bañadas por las aguas del mar Egeo. La parte norte del país era montañoso y cubierto de bosques; en el sur se hallaban fértiles llanuras donde abundaban el trigo y ganado equino. Los primitivos pobladores fueron tribus tracias e ilíricas. Luego sería invadido por tribus dóricas que gobernarían la región, que por un tiempo fue ocupada por los ejércitos de Dario y Jerjes durante las guerras greco-persas. Aunque los habitantes de la antigua Macedonia estaban emparentados racial y lingüísticamente con los griegos, los helenos los consideraban "bárbaros", es decir, extranjeros.

Los reyes de Macedonia decían descender del héroe Hércules; por este motivo, los griegos los dejaban participar en los juegos olímpicos. Los macedonios eran un pueblo de buenos guerreros y hábiles cazadores. Obedecían a un rey y no tenían asambleas legislativas y sus ciudades constituían agrupaciones de chozas primitivas. A partir del siglo V, los macedonios fijaron la capital en Pella. Los reyes más destacado que tuvo Macedonia fueron Filipo II y su hijo Alejandro Magno. El primero expandió su reino hacia el norte y hacia el sur, conquistando Tesalia, mientras que Alejandro conquistó toda Grecia y vastas regiones del medio y lejano oriente, creando un imperio. Sin embargo, éste se desmembraría luego de la muerte de Alejandro y Macedonia entraría en decadencia; en 146 a. C. se convertiría en una provincia romana.