Primeros fusiles de recarga automática

Thursday, September 24, 2015

Un fusil de recarga automática es una arma larga dotada de un mecanismo capaz de eyectar el casquillo vacío de la munición y de recargar una nueva en la recámara sin ningún tipo de accionamiento manual de por medio, proveyendo al soldado mayor volumen de fuego en unidad tiempo que los fusiles de cerrojo de accionamiento manual.

El primer fusil de recarga automática de la historia fue el Mondragón M1908, el cual había sido inventado por el armero mexicano Manuel Mondragón en el año 1890. Este fusil fue fabricado en suiza por la empresa Schweizerische Industrie Gesellschaft y los primeros ejemplares fueron enviados a México en 1901, entrando en servicio en el ejército mexicano en 1908. Se mecanismo de recarga y eyección de vainas era semiautomático y funcionaba por la acción del gas de la combustión de la pólvora que hacía posible el retroceso del cerrojo. El Mondragón sería empleado en combate por primera vez en la Revolución Mexicana.

Hacia finales de 1918, entraría en servicio en el ejército de los Estados Unidos el Fusil Automático Browning, diseñado por el armero norteamericano John Moses Browning. A diferencia del Mondragón. Este fusil era totalmente automático y podía ser empleado como ametralladora liviana para proveer fuego de apoyo. El Browning sería empleado recién en la Segunda Guerra Mundial.

En 1936, John Garand diseñó el M1, un arma semiautomática de accionamiento por gas, con cerrojo rotatorio. Se alimentaba desde un cargador fijo con la munición contenida en un peine de 8 rondas. Certero y potente, este fusil sería el arma reglamentaria de la infantería del ejército estadounidense, como así también de los marines, durante la Segunda Guerra Mundial. Fabricado en forma masiva, también sería empleado en la Guerra de Corea.

En 1938, entraría en servicio en el ejército soviético el Tokarev SVT38/40, el cual era un fusil semiautomático de gas, con pistón de movimiento corto. De calibre 7,62 mm, este fusil ruso era alimentado desde un cargador desmontable de 10 rondas. Aunque sería empleado en la Segunda Guerra, su producción sería limitada en los primeros años de este conflicto bélico.