Refugiados y la Unión Europea

Thursday, September 3, 2015

Leyendo varios artículos de diarios en línea, como así también los comentarios de la gente, sobre la crisis humanitaria de los refugiados que escapan de las zonas en conflicto del Medio Oriente, puedo ver un marcado pre-juicio ideológico en algunos medios de Latino América, sobre todo de Argentina, donde parecen poner la culpa de este problema a los gobernantes de los países de la Unión Europea. Digo yo, que culpa tiene Europa? Hace varias décadas que los países del medio oriente son independientes. Veo que no se hace mención al fanatismo religioso islamista, que es lo que está causando el gran genocidio en Irak; son los miembros de El, o ISIS, lo que están masacrando a su propia población, ya sea en Irak o en Siria y no los Europeos. Tanto esta masacre como la cruenta, guerra civil en Siria, donde varios grupos guerrilleros sirios e iraquíes intentan derribar el gobierno de Bashar al-Assad, son lo que están provocando el desplazamiento de miles de seres humanos que buscan refugio en Europa.

Son los países del medio oriente que deben resolver sus propios problemas. En 1945, cuando Alemania quedó devastada, nadie ayudó a su población que sobrevivió a los bombardeos con bombas incendiarias. Luego de la guerra, fueron los propios alemanes los que decidieron organizarse y levantarse desde los escombros. Los pueblos, como los individuos, forjan su propio destino de acuerdo al entretejido de patrones de conductas que determina cada cultura. Otro ejemplo es Japón, que inició una guerra, fue devastada, la perdió, estuvo ocupada y gobernada militarmente por un tiempo por los norteamericanos, y, sin embargo, Japón es hoy una potencia económica, sin tener la soja y el trigo de los argentinos, ni el petróleo de los venezolanos; porque la cultura japonesa no es la misma que la cultura argentina ni mucho menos que la islámica. A estos columnistas y comentaristas, les diría yo: "despierten! Salgan del cascarón de sus pre-juicios ideológicos!". En Europa fue el fanatismo ideológico que los llevaron a los grandes conflictos armados; en el Medio Oriente, en cambio, es el fanatismo religioso que está causando tanta miseria y penurias.

En todo caso, si hay que buscar un culpable, es la administración de Obama, ya que retiró las tropas norteamericanas de Irak, creando un vació de poder, el mismo vacío que se creó Libia cuando se lo tumbó a Muammar Gaddafi por iniciativa del gobierno norteamericano. Esto fue aprovechado, tanto en Irak como en Libia, por grupos fundamentalistas que sedujeron y atrajeron a muchísimos jóvenes musulmanes a unirse a tan violenta y fanática hueste que tiene como objetivo la creación de un califato que abarcaría desde el medio oriente hasta España. Para empeorar las cosas, la política de Obama de apoyar en forma encubierta a varios grupos guerrilleros islamistas que luchan contra el dictador sirio al-Assad ha sido terriblemente negativa y nefasta. Tanto el genocidio llevado a cabo por el ISIS, o El, contra numerosas etnias y sectas religiosas en Irak, como la guerra civil en Siria, han provocado este masivo desplazamiento de seres humanos, la mayoría de los cuales son musulmanes, y entre ellos extremistas infiltrados, que crearán grandes problemas en Europa.

Por Carlos Benito Camacho