Soldado de infantería francés de la Primera Guerra

Wednesday, September 30, 2015

El soldado conscripto de infantería del ejército francés, que luchó en la Primera Guerra Mundial, era un soldado entrenado para luchar en una guerra, pero se sentía también un ciudadano a la vez, a quien se le había enseñado que el servicio en el ejército de su país era un deber moral a la República por la cual el luchaba. A pesar de las grandes bajas y el desgaste físico y mental que ocasionaba la guerra de trinchera, el soldado francés, o "Poilu" como se lo apodó, se mantuvo firme hasta el final, luchando ferozmente en las grandes batallas como la de Verdún y las del Marne. Antes de este conflicto bélico, todo ciudadano francés debía hacer el servicio militar, el cual duraba dos años, luego de este período pasaba a la reserva; debido a esto, el gobierno francés consideraba a todos los hombres con mayoría de edad, soldados bien entrenados y apto para la guerra.

Armamento

El soldado de infantería francesa estaba armado con el Lebel M1886, el cual era el fusil reglamentario y de fabricación masiva, siendo de calibre 8 mm y de cerrojo de accionamiento manual. Las tropas de las colonias trasladadas a Francia para luchar en las trincheras estaban equipadas, en cambio, con el fusil Berthier M1907, del mismo calibre y características mecánicas que el Lebel. Ambos fusiles incluía una larga y letal bayoneta con una hoja de unos 30 cm de largo. Los suboficiales y oficiales portaban el revólver Lebel M1892, que disparaba munición 8mm/92.

Equipamiento

Para proteger la cabeza de las esquirlas de granadas y fragmentos metálicos, el soldado francés estaba equipado con el casco de acero M15 "Adrian", le cual es aun usado por las dotaciones de bomberos de muchos países. Para cavar las trincheras, el Poilu tenía una pala de punta de mango corto, no-plegable, similar a la que usaban otros ejércitos de la época; la misma también era usada como arma en los combates cuerpo a cuerpo durante los asaltos a las trincheras enemigas. Por supuesto, su equipo también incluía la caramañola, marmita y cubiertos para el rancho.

Uniforme

El uniforme de combate estaba compuesto de camiseta y camisa de algodón, pullover de lana (en el invierno); el pantalón de combate, camperón y sobretodo eran de lana y de color azul mate grisáceo (tono apagado). El sobretodo del uniforme francés era muy característico: corto en la parte de adelante y largo en la parte de atrás, terminando en punta. El soldado francés usaba una bota de cuero corta, que cubría sólo hasta los tobillos; para compensar ésto, usaba una larga polaina que envolvía alrededor del extremo inferior de las piernas.