Batalla del Gránico

Thursday, October 1, 2015

La batalla del Gránico fue librada entre el ejército de Macedonia y las fuerzas persas en el año 334 antes de Cristo, a orillas del riachuelo Gránico, en el Asia Menor, en las cercanías de las ruinas de Troya, durante la conquista alejandrina de Asia. Fue la primer victoria de Alejandro, el hijo de Filipo II, en su meta de construir un gran imperio.

Comandado por Alejandro Magno, el ejército macedonio estaba compuesto de 35.000 hombres, de los cuales 30.000 eran infantes, que constituían la falanges, y 5.000 jinetes; aproximadamente un 60% de estas tropas eran griegos (spartanos, atenienses, etc.). Por su parte, el ejército persa esta formado por 40.000 soldados, pero que también incluía griegos mercenarios al servicio de Persia, siendo comandado por Arsames.

A pesar de la diferencia numérica a favor de los asiáticos, el ejército alejandrino logró derrotar totalmente a los persas tras feroz batalla. En este combate, Alejandro tuvo cerca de la muerte, pues un soldado persa intentó ultimarlo por la espalda, pero salvó la vida gracias a Clito, su fiel amigo, quien derribó al agresor con su espada. El triunfo macedonio demostró la efectividad de la falange griega y la letalidad de la sarisa, el arma de la infantería.