Restauración imperial japonesa

Monday, November 16, 2015

Luego de las concesiones comerciales otorgadas por el shogun a los Estados Unidos y a las potencias europeas a partir de 1854, muchos nobles burgueses quedaron descontentos por las concesiones que el mismo les había hecho a estas naciones occidentales. En 1858, el shogun murió y fue sustituido por un niño. Los nobles, que eran nacionalistas y enemigos de los extranjeros, se acercaron al mikado (emperador) y formaron el partido legitimista.

Los jefes de feudos, llamados daimos, y los guerreros samurai se dividieron en dos partidos, que se hicieron la guerra durante diez años (1858-1868). Los legitimista degollaron al primer ministro del shogun, favorable a los extranjeros, e hicieron abolir la obligación impuesta a los daimos de residir en la corte del shogun. En 1863, el joven shogun fue a visitar al mikado y le rindió homenaje, lo cual no había sucedido hacía más de dos siglos. De esta manera, los nobles obtuvieron la decisión de que los extranjeros fueran atacados y expulsados del Japón. Como represalias de los ataques de samurais contra los europeos, los ingleses, franceses y holandeses enviaron una escuadra de buques de guerra que bombardeó los puertos japoneses. El poderío naval europeo forzó al emperador y a los nobles a confirmar los tratados comerciales que habían sidos concedidos a las naciones occidentales años atras y en 1865 debieron pagar indemnizaciones y reparaciones.

De esta manera, los legitimistas (nobles partidario del emperador) cambiaron de táctica; siguiendo el ejemplo de los shogunes, no solamente concedieron tratados comerciales, sino que también pidieron armas e instrucción militar moderna a los europeos. Esto fue el inicio de la profunda transformación económica y social del Japón, que haría de él la primera potencia industrial asiática para principios del siglo XX. Por último, el shogun abdicó en 1868, y el mikado fue proclamado emperador es año. El flamante emperador eligió a Yeddo como capital, la cual sería llamada en adelante Tokio.