Estatuto Provisional de 1815

Thursday, October 19, 2017

El Estatuto Provisional de 1815 fue un documento político redactado y aprobado por la Junta de Observación, la cual había sido nombrada a su vez por el Cabildo de Buenos Aires al disolverse la Asamblea del Año XIII. Su nombre completo era "Estatuto Provisional para la administración y dirección del Estado", el cual fue aceptado y jurado por el Director Supremo suplente, Ignacio Alvarez Thomas, el 6 de mayo de 1815. Este documento era muy semejante al proyecto de Constitución que la Sociedad Patriótica había presentado ante la Asamblea del Año XIII, siendo su contenido de carácter unitario.

Resumen de su contenido

El Estatuto Provisional de 1815 crea tres poderes: el Ejecutivo, en la figura del Director Supremo; el Legislativo, el cual estaba representado por la Junta de Observación; y el Judicial, por un tribunal superior y las cámaras de apelaciones. El Estatuto subordinaba el Poder Ejecutivo al Legislativo, ya que el Director Supremo podía cesar en su mandato a requerimiento de la Junta de Observación y del Cabildo.

Desde el punto de vista histórico, la disposición más importante del Estatuto Provisional es la que concedía al Director Supremo la facultad de convocar a las provincias para el pronto nombramiento de diputados para un Congreso General que hayan de formar o redactar la futura Constitución. Estos iban a reunirse en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Estructura

El Estatuto Provisional constaba de un largo preámbulo, seguido de siete secciones, las cuales estaban divididas en capítulos, un reglamento para la Junta de Observación y, finalmente, varias disposiciones generales.

La primera sección se ocupa del "hombre en la sociedad", es decir, del ciudadano y reconoce a los habitantes el goce a los seis derechos: la vida, la libertad, la honra, la igualdad, la propiedad y la seguridad (quiza por influencia de la carta de los derechos del hombre y el ciudadano que surgió durante la Revolución Francesa).

La segunda sección dispone que el Poder Legislativo residirá en la Junta de Observación hasta tanto se expida el Congreso General de las Provincias.

La tercera sección establecía: las provincias deberán ser convocadas a un Congreso General Constituyente a reunirse en la ciudad de San Miguel de Tucumán para que allí acuerden el lugar en que hayan que continuar sus sesiones. La atribución de invitar a los pueblos correspondía al Director Supremo.

La cuarta sección estaba dedicada al Poder Judicial, dejando expresa constancia de su independencia con respecto a los otros dos poderes del Estado.

La quinta sección se refiere a los procedimientos a seguir para las elecciones de Director Supremo, diputados para el Congreso General, gobernadores de las provincias, miembros del Cabildo e integrantes de la Junta de Observación.

La sexta sección considera al ejército dividido en tres categoría, las milicias provinciales y las fuerzas de fronteras, bajo las órdenes del Director Supremo, y las milicas cívicas dependientes del Cabildo.

La séptima sección se ocupaba de las declaraciones de los derechos y garantías referentes a la seguridad individual y a la libertad de imprenta.