Friday, December 6, 2019

Bombardeos en la ruta Ho Chi Minh

Para octubre de 1966, la campaña gradual de bombardeo de los estadounidenses, la llamada Operación Rolling Thunder, llevaba ya 18 meses desde su inicio. Esta misiones aéreas eran un intento de detener el paso de armas y pertrechos a través del sendero Ho Chi Minh y de esta manera obligar al gobierno de Vietnam del Norte a firmar la paz con un reconocimiento de la independencia y existencia de Vietnam del Sur. Sin embargo, hasta esos momentos, estas misiones de ataque desde el aire no tenían los efectos deseados, pues el flujo de armamento desde el norte hacia el sur para aprovisionar a la guerrilla del Vietcong era constante.

Para aumentar el hostigamiento aéreo y obtener de esta manera resultados concretos, el secretario de defensa Robert McNamara y altos mandos norteamericanos decidieron que la Operación pasara a su etapa más intensa. De esta manera, se llegó a operar unas 24.000 misiones al mes. Los aeronaves de guerra de la fuerza aérea y la armada norteamericana se aproximaban cada día más a la propia Hanoi, la capital de Vietnam del Norte. El 2 de diciembre atacaron blancos estratégicos y militares ubicados a tan solo 7 km de la propia Hanoi, y el día 13 de ese mes, se arrojaron bombas en las inmediaciones de esa ciudad. A todo esto, aumentaron las críticas internacionales a la campaña aérea en Vietnam.

Mientras tanto en el Sur, la campaña de búsqueda y destrucción continuaba con algunos éxitos. Para estas misiones, se empleaba tropas de tierras aerotransportadas en helicópteros de carga, con apoyo de fuego aéreo desde helicópteros UH1, los cuales estaban artillados con cohetes y equipados con ametralladoras Browning calibre .50 (12,7mm) y M60 de 7,62 mm.

Aviones empleados para atacar el sendero Ho Chi Minh

F-100 Super Sabre: caza de motor a reacción supersónico capaz de transportar hasta 3.190 kg de bombas convencionales, como así también cohetes y misiles aire-tierra.


F-105 Thunderchief: caza-bombardero supersónico con una capacidad de carga de hasta 6.900 kg.


AC-47 Spooky: Avión de carga especialmente artillado y equipado para atacar desde el aire tropas de tierra.

F-4 Phantom II: interceptor-cazabombardero supersónico de uso masivo por la fuerza aérea norteamericana y por los marines.


AC-47 Spooky atacando tropas en la ruta Ho Chi Minh (video)

Thursday, December 5, 2019

Batalla de Wakefield (resumen)

La batalla de Wakefield fue un enfrentamiento militar de la Guerra de las Dos Rosas. Tuvo lugar el 30 de diciembre de 1460, en las cercanías de lo que era en ese entonces el pueblo de Wakefield, en Yorkshire, Inglaterra, siendo librada entre el ejército de la Casa de Lancaster, comandado por Henrique Beaufort, duque de Sommerset, y las fuerzas de la Casa de York, bajo las órdenes de Ricardo, duque de York. La rivalidad entre las dos dinastías tienen su origen en la Guerra de los Cien Años y por la sucesión al trono de Inglaterra, ya que Ricardo reclamaba la corona como verdadero heredero.

La Casa de Lancaster disponía de unos 15.000 hombres, que usaban el emblema de la rosa roja, mientras que sus enemigos de la Casa de York sumaban unos 10.000 hombres, que tenían el distintivo de la rosa blanca. Ricardo, el duque de York, imprudentemente salió de la fortaleza de su castillo de Sandal en busca de sus enemigos que se encontraban acampando a 10 km de distancia. Fue sorprendido por las fuerzas bajo el mando de Henrique Beaufort. Luego de varias horas de duro combate, la Casa de Lancaster obtuvo una clara victoria sobre la de York.

Condición social del indio en la Revolución de Mayo

Producidos los movimientos de emancipación, los gobiernos revolucionarios de las nuevas naciones americanas fueron influenciados profundamente por los ideales del iluminismo europeo y por la Revolución Francesa y, por lo tanto, no tardaron en dictar leyes liberales y humanitarias para mejorar la situación social del indio y del negro.

En Argentina, el gobierno de la Junta Grande (que sucedió a la Primera Junta), tomó medidas humanitarias, al declarar en septiembre de 1811 extinguida toda forma de servicio personal de los indios. Por su parte, la Asamblea del Año XIII ratificó esta última disposición y desde ese entonces los naturales debían ser considerados hombres perfectamente libres y en igualdad de derechos a todos los demás ciudadanos. Ya con la organización nacional, la Constitución de 1853 establece la plena igualdad de derechos de todos sus ciudadanos en el art. 16, y en art 15 dispone la prohibición de la esclavitud.

Con respecto al negro, la Asamblea del Año XIII, por iniciativa de Carlos de Alvear, decretó el 2 de Febrero de 1813 la ley de libertad de vientres, por la cual los hijos de esclavos nacidos a partir del 31 de enero anterior eran libres. El 4 de febrero, el citado organismo declaró libres a todos los esclavos de países extranjeros por el solo hecho de pisar el suelo argentino.

Wednesday, December 4, 2019

Tendencias ideológicas luego de la Revolución de Mayo

Las diferentes tendencias ideológicas que surgieron durante y luego de la Revolución de Mayo impidieron y demoraron por muchos años la organización nacional definitiva de Argentina en torno a una Constitución. Estas ideas disímiles causaron una larga guerra civil que terminó en 1852, con la batalla de Caseros.

En la Asamblea del Año XIII la gran mayoría de los diputados eran partidarios de establecer como forma de gobierno una monarquía parlamentaria, con la figura de un primer ministro, pero sobre la base de un poder centralizado. Sin embargo, para 1816, ya en el Congreso de Tucumán, pudieron notarse ya tres tendencias divergentes: 1) los monárquicos, partidarios de una dinastía incaica y de un ejecutivo en las manos de un primer ministro, con un parlamento legislativo; 2) los republicanos unitarios, que querían establecer una república, pero con un gobierno centralizado; 3) los republicanos federales, también partidarios de un sistema republicano, pero exigían que las provincias tengan autonomía plena.

La visión de un republicanismo federal, como la que tiene ahora la República Argentina y los Estados Unidos de América, estaba representada solo por algunos caudillos del interior, como Facundo Quiroga y luego por Urquiza, pero a la gran mayoría de ellos, como Juan Manuel de Rosas, Francisco Ramirez y el Chacho Peñaloza, no les interesaba organizar al país ni de una manera ni de la otra, ya que esto significaba la creación de las instituciones de gobierno, como la Justicia, y de los derechos individuales, con los cuales perdían ellos la suma del poder público, pues los caudillos eran gobernadores de facto y por la fuerza y no por derecho legal en un proceso electoral.

En cuanto a los unitarios, tanto monárquicos como republicanos, eran partidarios de un gobierno centralizado, pues ellos veían en la figura del caudillo ultracatólico un anarquista rebelde, con acentuado localismo que gobernaba su región (provincia) como un monarca absoluto, sin ningún límite, donde su voluntad era ley. Este tipo de caudillo llevaría a la fragmentación de todo el territorio que había sido el Virreinato del Río de la Plata en pequeñas pseudo repúblicas (republiquetas) bajo la mano dura de un "capataz de estancia" y no en una República grande y unida en una gran nación a la faz de la tierra.

Wednesday, November 27, 2019

Misiones diplomáticas del Directorio encomendadas a Belgrano y Rivadavia

Al comenzar el año 1815, la situación imperante era grave, ya que numerosos peligros externos e internos amenazaban la Revolución antes de reunirse el Congreso de Tucumán. Por un lado, el monarca español Fernando VII había sido restaurado en el trono luego de la derrota del ejército francés en España y en la batalla de Leipzig, y pensaba enviar hacia el Río de la Plata una gran expedición militar a las órdenes del general Morillo. En el plano local, la frontera norte estaba constantemente amenazada por el enemigo, mientras que en el litoral se tornaba delicada la creciente influencia hegemónica de Artigas, el caudillo federal uruguayo. Mientras que la Assamblea Constituyente del año XIII, que había fracasdo en su cometido de redactar y aprobar una Constitución, se había disuelto, dejando en las funciones ejecutiva de gobierno al Director Supremo Antonio Gervasio de Posadas y dando instrucciones al cabildo de Buenos Aires que resolviera el vacío de poder y la incertidumbre política que había quedado por la fuerte oposición de Artigas a la tendencia unitaria del Director Supremo y de los miembros del cabildo.

Misiones diplomáticas

Ante la gravedad de los hechos, Posadas resolvió buscar aliados externos para la Revolución y con este objetivo envió comisionados a Europa. Sus propósito eran obtener el reconocimiento de nuestra independencia por parte de Inglaterra, abrir negociaciones ante la Corte española para llegar a un arreglo pacífico y asegurar la neutralidad de las autoridades portuguesas establecidas ya en el Brasil. El Director confió la misión diplomática a Manuel Belgrano y a Bernardino Rivadavia. Los plenipotenciarios recibieron instrucciones muy amplias, pues quedaron autorizados para proceder de acuerdo a las circunstancias, con miras a la obtención de los mayores beneficios. El propósito fundamental era asegurar el reconocimiento de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

A principios de 1815, los comisionados se entrevistaron en Brasil con el embajador inglés Lord Strangford, pero éste procedió con cautela y con suma habilidad no arriesgó una opinión definitiva. Sin embargo, Rivadavia llegó a la conclusión de que Brasil, por imposición de Inglaterra, no intervendría por el momento en la política del Río de la Plata. También los diplomáticos obtuvieron noticias concretas sobre las intenciones del gobierno español, referente al envío de tropas a Sudamérica.

En febrero de 1815, llegó a Río de Janeiro el joven doctor en leyes Manuel José García, quien había sido designado nuevo enviado confidencial del nuevo Director Supremo Carlos María de Alvear, que había reemplazado a Posadas. El mismo era portador de dos notas: una destinada al gabinete de Londres, y la otra para Lord Strangford, en las que solicitaba el protectorado británico para las Provincias Unidas del Río de la Plata. García le dijo el contenido de esos documentos a Rivadavia y a Belgrano, quienes lo persuadieron para que no diera curso a dichos pliegos. En consecuencia, el primero retuvo la nota dirigida al embajador inglés y entregó a Rivadavia la destinada al gabinete de Londres para que procediera de acuerdo a su criterio. Pero estos últimos pliegos tampoco llegaron al destino prefijado.

Durante su permanencia en Río de Janeiro, Rivadavia y Belgrano solicitaron infructuosamente una entrevista con la princesa Carlota o el príncipe Regente, con el fin de aclarar la participación portuguesa en los problemas de la Banda Oriental y la actitud del gobierno lusitano frente a Artigas.

Por último, los comisionados, Rivadavia y Belgrano, partieron a mediado de marzo con destino a Inglaterra, donde no tuvieron buen éxito en sus gestiones ante el gobierno de Londres. Pues las circunstancias política-militar europea en esos momentos no era favorable, ya que Napoleón Bonaparte, que esta preso en la isla de Elba, había abandonado su forzoso destierro y el 20 de marzo penetraba triunfalmente a Paris. Era imposible también pretender que las monarquías europeas reconociera la independencia de lo que había sido el Virreinato del Río de la Plata bajo el sistema republicano, cuyos ideales había nacido del seno de la Revolución Francesa que habia enviado a la guillotina a uno de sus monarcas.

El Bien y Mal objetivo y racional

¿Qué es el "Bien"? ¿Qué es el "Mal"? Desde el punto de vista de una doctrina teológica y de las patrones culturales, la idea o concepto de lo que es "bueno" y lo que es "malo" en una sociedad se ha venido mutando a través de los siglos y de civilización en civilización. Por ejemplo, el Bien no es lo mismo para una tribu de caníbales de la Polinesia que para una tribu de pastores de la Siberia; y de la misma manera se puede decir que hay una enorme diferencia en concepto del mismo entre en una sociedad monoteísta-patriarcal y una politeísta-matriarcal de la antiguedad. Pero en este artículo, me voy a referir a estos dos conceptos desde del punto de vista laico, racional y objetivo; es decir, desde el punto de vista de los valores de la República Romana de la antiguedad, que están aún vigentes en el estudio del Derecho en muchas universidades, y de los antiguos griegos, que supieron erigir una cultura llena de esplendor, reflejo de la plena afirmación de la voluntad e inteligencia humana.
El Bien, para que sea tal, debe estar basado en la razón, y ésto primordialmente es el principio de supervivencia de un individuo y de toda una especie. Por lo tanto, es "bueno" estar vivo, y estar vivo es "ser", y para el Homo sapiens "ser" es estar consciente y hacer uso pleno de su inteligencia y voluntad de superación. Este "ser" es lo contrario al "no ser"; es decir, carecer de existencia ontológica es "malo", por lo tanto hay que luchar para seguir "siendo" y afirmar nuestra existencia en plenitud. Y para que un individuo de la especie humana siga "siendo" depende mucho de la supervivencia de sus semejantes que lo rodean, porque desde los albores de la humanidad, el hombre ha sobrevivido actuando no en forma aislada sino en grupo, desde una banda de cazadores que operaban en forma coordinada de acuerdo a un plan para cazar a una gran presa, como un bisonte o mamut y poder alimentar así a todo el clan o tribu, hasta los ejércitos que luchan contra un enemigo invasor para la supervivencia de una nación y su cultura. Resumiendo, no solamente es bueno que el individuo se mantenga vivo, sino también que la especie o raza a la que pertenece se continue en el tiempo, y la forma más esencial para que ello sea posible es asegurar que los miembros del grupo puedan aparearse y que la preñez de la hembra y la vida del feto sea protegido con medidas especiales, ya que la existencia del individuo adulto y de la raza humana depende de un embrión vivo y que éste pueda desarrollarse y proyectar toda la potencialidad del ADN del hombre y de su especie.
Por consiguiente, de lo arriba expuesto, es bueno también la relación armoniosa entre los individuos que componen una sociedad, pero para que ello sea posible es necesario la madurez, aplomo y entereza psicológica del individuo, lo que nos posibilita tener empatía por el prójimo (comprensión de su situación circunstancial) y salir a su rescate si es necesario. Esto, a su vez, está ligado a una buena alimentación en la niñez para el desarrollo total de los fascículos cerebrales (cableado interno) y la integración o cohesión de todas las áreas del cerebro, como así también a una educación moral basada en la inculcación y fomento de la autoestima, de la autovaloración de nuestro ser, que es fundamental para poder apreciar a los otros seres humanos y tener así una mirada objetiva y sosegada de los miembros que componen una sociedad.
Para poder convivir en una sociedad sedentaria, arraigada en torno a una urbe, también es esencial el ejercicio pleno de las libertades individuales básicas, como lo es el derecho a trabajar, para asegurar la alimentación y sustento, derecho a desplazarse libremente por la vía pública, y el derecho de la libre expresión, que es necesario para encauzar el disenso y las nuevas ideas por canales constructivos. En tal sentido, también es fundamental inculcar el respeto por las normas y leyes de convivencia. Los antiguos romanos tenían un axioma creado por Cicerón: "Legum servi sumus ut liberi esse possimus" (para poder ser libre, es necesario ser esclavo de la Ley).
Racionalmente hablando, también es bueno mantener y defender el orden establecido basado en una cultura orientada a la conservación de la vida, la supervivencia del grupo y las libertades individuales, siendo malo toda acción o compartamiento errado de un individuo o grupo foráneo invasor que atente contra ella y los derechos de los miembros de una sociedad determinada.
Por último, la "razón" es humana y representa el funcionamiento pleno de nuestra corteza cerebral, fruto de la evolución humana, y es una afirmación de nuestro ser; por lo tanto, la "razón" es buena. Mientras que las doctrinas político/religiosas, que yacen como una rígida estructura en la mente del intolerante, son la "sin razón" que no representa nuestra naturaleza; son más bien una desviación patológica derivada de un monoteismo patriarcal arcaico hecho realidad en el fanatismo reaccionario y violento.

Tuesday, November 26, 2019

Monoteísmo: tabú en el sexo y la desnudez

¿Porqué el sexo y la desnudez son tabú en el monoteísmo? Las sociedades donde los patrones culturales están edificados sobre los cimientos doctrinarios del monoteísmo judeo-cristiano-musulmán, el cuerpo desnudo de un ser humano y el sexo son un tabú; es decir, algo que no debe ser observado o expuesto a la vista, y cuya actividad está reglamentada y/o fuertemente censurada, sobre todo en el mundo del islamismo. Si bien nuestra sociedad católica es mucho más abierta que la del medio oriente, todavía persiste un delgado velo de censura cultural que genera un cierto pudor. En cambio en las sociedades politeístas de la antiguedad, tanto europeas como americanas (en culturas precolombinas), no solamente la desnudez y el sexo eran tan normal y simple, como el acto mismo de comer nuestros alimentos, sino que se realizaban en la mayoría de ellas rituales para venerar a la diosa o dios protector y patrón del amor y de la fertilidad. Desde las culturas greco-romana y celta hasta las moche y tihuanaco en América se puede observar en las pinturas y alfarería escenas de desnudo y sexo de la vida cotidiana. Siempre entre adultos, se ven escenas de sexo convencional y oral en los mosaicos y pintura de las ruinas de las ciudades de Pompeya, Roma, y en las ánforas griegas atenienses, con rostros que dejan entrever estados de alegria y paz, como así también en las piezas de cerámicas de diversas culturas americanas. Sin embargo, cuando vemos una representación artística del cristianismo medieval o el islmán, vemos una mujer con rostro triste, con su cuerpo totalmente cubierto por un envoltorio de ropa negra o gris, que solo dejan ver el rostro, y en algunos casos ni la cara.
La razón por la cual la desnudez y el sexo son tabú en el monoteísmo que se originó en el medio oriente se debe a uno de los fundamentos teológicos del cristianismo, judaismo y el islam. Y éste dogma religioso tiene un nombre y se llama "pecado original, el cual es la idea de que el ser humano nace con un gran defecto, una imperfección por la cual la persona no es merecedora del "paraíso", sino más bien del "infierno". La única manera de redimirnos de este gran defecto y salvarnos del campo de concentración en llamas dirigido por Satanás es incarnos de rodillas y postrarnos eternamente para adorar a un Dios supremo que digita nuestras vidas.
Este gran defecto con el cual el hombre nace se llama "pecado original", el cual representa los deseos sexuales, la desnudez, el apetito por los alimentos. Como la sexualidad forma parte del sistema endocrino y van de la mano de nuestros niveles hormonales y del placer que significa una caricia sobre la piel desnuda, la censura y represión psicológica de algo tan natural y vital provoca una gran hendidura o mella en la autoestima y valoración personal, es decir un bloqueo en la mente del ser humano, lo cual influye negativamente en el desarrollo de la personalidad. A tal punto ésto es así, que las grandes desviaciones de la conducta humana en lo sexual, como la pedofilia, las violaciones y mutilaciones, homosexualidad, etc, se da en los ambientes extremadamente religiosos, siendo común ver casos de abusos contra menores en pastores evangélicos, sacerdotes y, sobre todo, en imanes musulmanes.
La idea del pecado original fue diseñada por psicópatas religiosos llamados profetas o "salvadores" y sirve para manipular la masa de creyentes, induciendo conductas beneficiosas para el manipulador. Los fieles tienen una personalidad débil y se aglomeran para rendir culto a un Dios único, omnipresente y totalitario que se inmiscuye y penetra los íntimos rincones de la mente del religioso, generando en él un terrible sentimiento de culpa cuando osa tener autonomía propia y expresar sus propios pensamientos. Mutilado en su autoestima e integridad psicólogica, el fervoroso sigue ciegamente al mesías, quien es "el único" que puede comunicarse en forma directa con el gran dictador del universo llamado Dios (pongo "Dios" con mayúscula por una cuestión de reglas ortográficas). Cualquier actividad sexual fuera del contexto teológico es terriblemente censurada. Hoy en día, ésto se da en forma literal, ya que en varios paises musulmanes, las mujeres que son sorprendidas teniendo sexo fuera del contexto del matrimonio, ya sean solteras o casadas, son castigadas con la lapidación, o son mutiladas. En una sociedad moderna cristiana latinoamericana, en cambio el castigo no es legal o tan severo, sino más bien cultural/prejuicioso, pues si una mujer es descubierta teniendo sexo con otro hombre que no sea su marido o novio, es ridiculizada y calumniada; un video de un simple acto sexual es llamo "pornografía", como si fuese algo sucio o ridículo, lo que es motivo de risa y burla.
Las grandes civilizaciones de la historia de la humanidad, fueron erigida sobre una sólida base de libertad personal tanto en lo sexual como en lo intelectual. y que se dieron en culturas politeístas, como la civilización griega, romana, egipcia, moche, incaica, etc. En cambio, cuando Europa fue cubierta por el oscuro velo del monoteísmo, significó un viaje al lóbrego mundo medieval; un mundo de retraso intelectual y de higiene y sanidad pública y urbana. Las grandes pestes, junto a las ratas, van de la mano del misticismo cristiano medieval. Solo el Renacimiento de los antiguos valores culturales de Roma y Grecia clásica rescataría y liberaría al hombe europeo y occidental de los grilletes de la mutilación psicológica y del cepo impuesto a su libertad intelectual. Sin embargo, el mundo islámico seguiría confinado, y lo sigue aun, en esa pequeña jaula teológica, cuyos barrotes representan los tabúes que cercenan el autoestima del Homo sapiens.

Popular Posts

Featured Post

Bombardeos en la ruta Ho Chi Minh

Para octubre de 1966, la campaña gradual de bombardeo de los estadounidenses, la llamada Operación Rolling Thunder, llevaba ya 18 meses desd...