Tuesday, May 7, 2019

Cabildo abierto del 16 de febrero de 1820

Luego de la victoria de las fuerzas federales en la batalla de Cepeda, que marcó el fin del Directorio, el Cabildo asumió el mando de la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, el caudillo entrerriano Francisco Ramírez manifestó que solo trataría con un gobierno elegido por el pueblo, opinión que también compartía Estanislao López.

Esta actitud de los caudillos determinó que el 16 de febrero de 1820 se reuniera un Cabildo abierto, con la asistencia de 182 ciudadanos para elegir un gobierno que reuniese en sí solo, toda la confianza pública. De esta manera, cada ciudadano votó por dos personas, y las 12 que obtuvieron mayoría de sufragios pasaron a integrar la Junta de Representantes, que en su primera sesión (en la madrugada del día 17 de febrero), luego de designar como su presidente a Juan José Paso, eligió gobernador de Buenos Aires a Manuel de Sarratea. Este ejercería el cargo en forma provisional hasta tanto se conociera la opinión de la campaña, en gran parte ocupada por las tropas federales.

De tal manera, la provincia de Buenos Aires quedó constituida por un cuerpo legislativo de origen popular (la Junta de Representantes) y un Poder Ejecutivo en la figura de un gobernador elegido por sufragio indirecto.

El mismo día 17 de febrero, el general Soler se entrevistó, en nombre de la Junta de Representantes, con Ramírez y obtuvo del caudillo un armisticio de 3 días, en cuyo transcurso debían eliminarse de los empleos administrativos todos los que habían pertenecido al gobierno derrocado. Debido a ésto, los miembros del Cabildo presentaron su renuncia y la Junta de Representantes eligió los substitutos, en su mayoría partidarios de Soler.

Monday, May 6, 2019

Napoleon's Egyptian Campaign (summary)


Napoleon's Egyptian Campaign was a French military campaign carried out by Napoleon Bonaparte in Egypt from 1798 to 1801, during the French Revolutionary Wars. The reason given by Napoleon to initiate the Egyptian campaign was to interfere with the British trade routes to the Far East by invading and taking control of the Middle East region. Although the British dominated the seas, the French ships carrying Napoleon's army was able to evade the British fleet in the Mediterranean, seizing the port of Malta. From there, they headed towards the Egyptian coasts, launching an assault on Alexandria, which fell to the French on July 3, 1798.

On July 21, 1798, the Napoleonic forces defeated a Mameluk cavalry army of 25,000 men at the Battle of Pyramids, at which 6,500 Mameluks were killed in action, entering Cairo on July 22. Although, he successfully brought Egypt under control, he could not capture Acre in Syria, because it was strongly defended by the Ottoman army, as he had to pull back into Egypt in May 1799, especially after an epidemic of bubonic plague had spread among the French troops, killing several hundreds.

During the campaign in Egypt, the British fleet, under Horatio Nelson, attacked the French warships, anchored in the Bay of Abukir, from two sides; this triggered what is known as the Battle of the Nile, where twelve French ships were either sunk or captured by the British. Having received news of domestic political instability in France and the threat of a new European countries coalition against the French First Republic and the Revolution, Napoleon decided to go back to France in 1801.


Battle of the Pyramids (summary)

The Battle of the Pyramids was a military encounter that took place near Cairo, Egypt, on July 21, 1798, during the Egyptian campaign. A French Army, composed of 22,000 troops commanded by Napoleon, thoroughly defeated an Egyptian Army of 40,000 men under Murad Bey. At the Battle of the Pyramids, only 30 French soldiers were killed and 250 wounded, while the Egyptians suffered 5,000 casualties.

Summary

Napoleon had taken Alexandria on July 5, 1798, then marched toward Cairo. Along the way, on July 12, he had beaten an army of Mamluks at the smaller Battle of Chobrakit. On July 21, When Napoleon approached the village of Embabeh, the 7,000-men Mamluk cavalry attacked the French who were deployed in five massive divisional squares with cavalry and baggage at the center and cannon at the corners. These squares were able to repel the Mamluk charges with musket and artillery fire. After this Mamluk attack failed, the French went in pursuit of the rest of the Egyptian Army, storming their camps near the Nile River as large numbers of Egyptian infantry got killed or captured.

Their defeat in the Battle of the Pyramids was the beginning of the end of 700 years of Mamluk rule in Egypt. Although the Napoleon was victorious, ten days later the French fleet was destroyed by the British under Admiral Horatio Nelson in the Battle of the Nile, dashing Napoleon's hopes for a conquest of the Middle East.

Battle of Borodino (summary)

Battle of Borodino took place on September 7, 1812, during the Russian Campaign, and was fought between the French Army, under Napoleon Bonaparte, and the Russian Imperial Army, led by Mikhail Kutuzov, near the village of Borodino, Russia. Reinforced by Polish, German and Italian troops, the French Army was composed of 145,000 men and 600 artillery pieces. The Russian Army consisted of about 130,000 soldiers. Result: French victory at a high price.

The Russian Campaign had begun in June 1812, when the French Great Army penetrated Russian territory, heading towards Moscow. At the beginning, the Russians had avoided a direct encounter with the French as they pulled back, following a scorched earth policy. However, the Russian commander finally decided to set up a defensive line at Borodino.

Preceded by an earlier clash between a French cavalry regiment and Russian infantry units at Shevardino, the Battle of Borodino began on the early morning of September 7, with a French cavalry attack on the Russian lines. Both French and Russian fought ferociously. Having withstood several waves of French cavalry charge, the Russian left wing began to collapse as Mikhail Kutuzov ordered a retreat. Although the French defeated the Russians, they suffered a high number of casualties, 17,000 dead and about 19,000 wounded, which included several generals. Approximately 20,000 Russians fell in action during this battle.

French Commanders: Napoleon Bonaparte, Michel Ney, Joachim Murat

Russian Commanders: Mikhail Kutuzov, Pyotr Bagration

Patria AMV (military vehicle)

The Patria AMV is an armored military vehicle platform, designed to be reconfigured for different roles: infantry fighting vehicle, armored personnel transport, anti-tank vehicle, reconnaissance, etc, depending on the type of weapons and systems it is fitted with. Developed by the Finnish firm Patria, the AMV entered service with the Finnish Army in 2003, and has been deployed in Afghanistan and tested in combat by the Polish Army in 2007 and 2008; although two AMVs have been hit on the front and sides by RPGs fired by Afghan insurgency, the vehicles armor successfully withstood the antitank grenade impacts as the Polish troops managed to fire back and return to their base.

Technical characteristics and armament

The Patria AMV is an armored, 8x8 wheeled modular vehicle, with amphibious capability. It is powered by a DI 12 Scania diesel engine, delivering 543 hp. It has a maximum speed of 60 miles per hour (100km/h) on road, and 7 miles per hour (11km/h) on water. The Finnish AMV vehicles are equipped with either Protector M151 Remote Weapon System, that operates a GMG grenade launcher and a .50-caliber machine gun, or an AMOS turret armed with 120mm automatic twin mortar. The AMVs in service with Polish Army are fighting infantry vehicles armed with an Oto Melara 30mm automatic cannon mounted on a HITFIST two-man turret, and a 7.62mm coaxial machine gun.

Patria AMV Infantry Fighting Vehicle (video)

Tuesday, April 23, 2019

Tabú en la denudez y el sexo en la historia

Las sociedades donde los patrones culturales están edificados sobre los cimientos doctrinarios del monoteísmo judeo-cristiano-musulmán, el cuerpo desnudo de un ser humano y el sexo son un tabú; es decir, algo que no debe ser observado o expuesto a la vista, y cuya actividad está reglamentada y/o fuertemente censurada, sobre todo en el mundo del islamismo. Si bien nuestra sociedad católica es mucho más abierta que la del medio oriente, todavía persiste un delgado velo de censura cultural que genera un cierto pudor. En cambio en las sociedades politeístas de la antiguedad, tanto europeas como americanas (en culturas precolombinas), no solamente la desnudez y el sexo eran tan normal y simple, como el acto mismo de comer nuestros alimentos, sino que se realizaban en la mayoría de ellas rituales para venerar a la diosa o dios protector y patrón del amor y de la fertilidad. Desde las culturas greco-romana y celta hasta las moche y tihuanaco en América se puede observar en las pinturas y alfarería escenas de desnudo y sexo de la vida cotidiana. Siempre entre adultos, se ven escenas de sexo convencional y oral en los mosaicos y pintura de las ruinas de las ciudades de Pompeya, Roma, y en las ánforas griegas atenienses, con rostros que dejan entrever estados de alegria y paz, como así también en las piezas de cerámicas de diversas culturas americanas. Sin embargo, cuando vemos una representación artística del cristianismo medieval o el islmán, vemos una mujer con rostro triste, con su cuerpo totalmente cubierto por un envoltorio de ropa negra o gris, que solo dejan ver el rostro, y en algunos casos ni la cara.

La razón por la cual la desnudez y el sexo son tabú en el monoteísmo que se originó en el medio oriente se debe a uno de los fundamentos teológicos del cristianismo, judaismo y el islam. Y éste es la idea de que el hombre nace con un gran defecto, una imperfección por la cual el ser humano no es merecedor del "paraíso", sino más bien del "infierno". La única manera de redimirnos de este gran defecto y salvarnos del campo de concentración en llamas dirigido por Satanás es incarnos de rodillas y postrarnos eternamente para adorar a un Dios supremo que digita nuestras vidas. Este gran defecto con el cual el hombre nace se llama pecado original, el cual representa los deseos sexuales, la desnudez, el apetito por los alimentos. Como la sexualidad forma parte del sistema endocrino y van de la mano de nuestros niveles hormonales y del placer que significa una caricia sobre la piel desnuda, la censura y represión psicológica de algo tan natural y vital provoca una gran hendidura o mella en la autoestima y valoración personal, es decir una traba en la mente del ser humano, lo cual influye negativamente en el desarrollo de la personalidad. A tal punto ésto es así, que las grandes desviaciones de la conducta humana en lo sexual, como la pedofilia, las violaciones y mutilaciones, homosexualidad, etc, se da en los ambientes extremadamente religiosos, siendo común ver casos de abusos contra menores en pastores evangélicos, sacerdotes y, sobre todo, en imanes musulmanes.

La idea del pecado original fue diseñada por psicópatas religiosos llamados profetas o "salvadores" y sirve para manipular la masa de creyentes, induciendo conductas beneficiosas para el manipulador. Los fieles tienen una personalidad débil y se aglomeran para rendir culto a un Dios único, omnipresente y totalitario que se inmiscuye y penetra los íntimos rincones de la mente del religioso, generando en él un terrible sentimiento de culpa cuando osa tener autonomía propia y expresar sus propios pensamientos. Mutilado en su autoestima e integridad psicólogica, el fervoroso sigue ciegamente al mesías, quien es "el único" que puede comunicarse en forma directa con el gran dictador del universo llamado Dios (pongo "Dios" con mayúscula por una cuestión de reglas ortográficas). Cualquier actividad sexual fuera del contexto teológico es terriblemente censurada. Hoy en día, ésto se da en forma literal, ya que en varios paises musulmanes, las mujeres que son sorprendidas teniendo sexo fuera del contexto del matrimonio, ya sean solteras o casadas, son castigadas con la lapidación, o son mutiladas. En una sociedad moderna cristiana latinoamericana, en cambio el castigo no es legal o tan severo, sino más bien cultural/prejuicioso, pues si una mujer es descubierta teniendo sexo con otro hombre que no sea su marido o novio, es ridiculizada y calumniada; un video de un simple acto sexual es llamo "pornografía", como si fuese algo sucio o ridículo, lo que es motivo de risa y burla.

Las grandes civilizaciones de la historia de la humanidad, fueron erigida sobre una sólida base de libertad personal tanto en lo sexual como en lo intelectual. y que se dieron en culturas politeístas, como la civilización griega, romana, egipcia, moche, incaica, etc. En cambio, cuando Europa fue cubierta por el oscuro velo del monoteísmo, significó un viaje al lóbrego mundo medieval; un mundo de retraso intelectual y de higiene y sanidad pública y urbana. Las grandes pestes, junto a las ratas, van de la mano del misticismo cristiano medieval. Solo el Renacimiento de los antiguos valores culturales de Roma y Grecia clásica rescataría y liberaría al hombe europeo y occidental de los grilletes de la mutilación piscológica y del cepo impuesto a su libertad intelectual. Sin embargo, el mundo islámico seguiría confinado, y lo sigue aun, en la estrecha jaula teológica, cuyos barrotes representan los tabúes que cercenan el autoestima del Homo sapiens.



Por Carlos Benito Camacho - antropólogo - guía polígloto del NOA - Tucumán, Argentina.

El Bien y el Mal objetivo y racional

¿Qué es el Bien? ¿Qué es el Mal? Desde el punto de vista de una doctrina teológica y de las patrones culturales, la idea o concepto de lo que es bueno y lo que es malo en una sociedad se ha venido mutando a través de los siglos y de civilización en civilización. Por ejemplo, el Bien no es lo mismo para una tribu de caníbales de la Polinesia que para una tribu de pastores de la Siberia; y de la misma manera se puede decir que hay una enorme diferencia en concepto del mismo entre en una sociedad monoteísta/patriarcal y una politeísta/matriarcal de la antiguedad. Pero en este artículo, me voy a referir a estos dos conceptos desde del punto de vista laico, racional y objetivo; es decir, desde el punto de vista de los valores de la República Romana de la antiguedad, que están aún vigentes en el estudio del Derecho en muchas universidades, y de los antiguos griegos, que supieron erigir una cultura llena de esplendor, reflejo de la plena afirmación de la voluntad e inteligencia humana.

El Bien, para que sea tal, debe estar basado en la razón, y ésto primordialmente es el principio de supervivencia de un individuo y de toda una especie. Por lo tanto, es bueno estar vivo, y estar vivo es ser, y para el Homo sapiens ser es estar consciente y hacer uso pleno de su inteligencia y voluntad de superación. Este ser es lo contrario al no ser; es decir, carecer de existencia ontológica es malo, por lo tanto hay que luchar para seguir siendo y afirmar nuestro ser en plenitud. Y para que un individuo de la especie humana siga siendo depende mucho de la supervivencia de sus semejantes que lo rodean, porque desde los albores de la humanidad, el hombre ha sobrevivido actuando no en forma aislada sino en grupo, desde una banda de cazadores que operaban en forma coordinada de acuerdo a un plan para cazar a una gran presa, como un bisonte o mamut y poder alimentar así a todo el clan o tribu, hasta los ejércitos que luchan contra un enemigo invasor para la supervivencia de una nación y su cultura. Resumiendo, no solamente es bueno que el individuo se mantenga vivo, sino también que la especie o raza a la que pertenece se continue en el tiempo, y la forma más esencial para que ello sea posible es asegurar que los miembros del grupo puedan aparearse y que la preñez de la hembra y la vida del feto sea protegido con medidas especiales, ya que la existencia del individuo adulto y de la raza humana depende de un embrión vivo y que éste pueda desarrollarse y proyectar toda la potencialidad del ADN del hombre y de su especie.

Por consiguiente, de lo arriba expuesto, es bueno también la relación armoniosa entre los individuos que componen una sociedad, pero para que ello sea posible es necesario la madurez, aplomo y entereza psicológica del individuo, lo que nos posibilita tener empatía por el prójimo (comprensión de su situación circunstancial) y salir a su rescate si es necesario. Esto, a su vez, está ligado a una buena alimentación en la niñez para el desarrollo total de los fascículos cerebrales (cableado interno) y la integración o cohesión de todas las áreas del cerebro, como así también a una educación moral basada en la inculcación y fomento de la autoestima, de la autovaloración de nuestro ser, que es fundamental para poder apreciar a los otros seres humanos y tener así una mirada objetiva y sosegada de los miembros que componen una sociedad.

Para poder convivir en una sociedad sedentaria, arraigada en torno a una urbe, también es esencial el ejercicio pleno de las libertades individuales básicas, como lo es el derecho a trabajar, para asegurar la alimentación y sustento, derecho a desplazarse libremente por la vía pública, y el derecho de la libre expresión, que es necesario para encauzar el disenso y las nuevas ideas por canales constructivos. En tal sentido, también es fundamental inculcar el respeto por las normas y leyes de convivencia. Los antiguos romanos tenían un axioma creado por Cicerón: "Legum servi sumus ut liberi esse possimus" (para poder ser libre, es necesario ser esclavo de la Ley).

Racionalmente hablando, también es bueno mantener y defender el orden establecido basado en una cultura orientada a la conservación de la vida, la supervivencia del grupo y las libertades individuales, siendo malo toda acción o compartamiento errado de un individuo o grupo foráneo invasor que atente contra ella y los derechos de los miembros de una sociedad determinada.

Por último, la razón es humana y representa el funcionamiento pleno de nuestra corteza cerebral, fruto de la evolución humana, y es una afirmación de nuestro ser; por lo tanto, la razón es buena. Mientras que las doctrinas político/religiosas, que yacen como una rígida estructura en la mente del intolerante, son la sin razón que no representa nuestra naturaleza; son una desviación patológica derivada de un monoteismo patriarcal arcaico hecho realidad en el fanatismo reaccionario y violento.

Por Carlos Benito Camacho - antropólogo, escritor, guía de turismo NOA, Tucumán, Argentina.