Wednesday, May 7, 2014

Reino de Prusia (origen)

El origen del reino de Prusia es el ducado de Brandenburgo, cuyo territorio, ubicado al este de Alemania, pertenecía en la Edad Media a la orden religiosa-militar de los Caballeros Teutónicos. En 1525, el gran maestre de esa orden, Alberto, abandona la fé católica y se convierte al protestantismo de Martín Lutero. Al separarse de la Iglesia, Alberto establece el ducado de Brandenburgo en los territorios que habían pertenecido a la orden Teutónica. Casi dos siglos más tarde, en 1701, el hijo de Federico Guillermo, elector del ducado de Brandenburgo, funda el reino de Prusia proclamándose rey. Pero para ello, Federico I contaba con un poderoso ejército bien disciplinado que había sido creado por su abuelo y su padre.

El soberano más destacado del reino de Prusia fue Federico II el Grande, quien reinó entre 1740 y 1786, participó en la Guerra de Sucesión Austríaca y en la Guerra de los Siete Años, consolidando el poderío militar prusiano en Europa. En el siglo XIX, Prusia, de la mano de Guillermo I y Otto von Bismarck, unificó Alemania y creó el Imperio Alemán tras surgir vencedora de la Guerra Franco-Prusiana (1870-1871). Sin embargo, el imperio dejaría de existir al finalizar la Primera Guerra Mundial.