Thursday, September 21, 2017

Presidencia de María Estela Martinez de Perón

La presidencia de María Estela Martinez de Perón fue corta y abarca desde el 1 de julio de 1974 hasta el 24 de marzo de 1976, interrumpido por un golpe de Estado de las Fuerzas Armadas. Al fallecer el presidente de los argentinos, Juan Domingo Perón, en aquel día gris plomizo del 1 de julio, asumió inmediatamente la presidencia de la nación María Estela Martinez de Perón, o Isabelita, como se la conocía popularmente, ya que ella era la vicepresidente que ganara en la fórmula Perón-Perón en las elecciones presidenciales de septiembre de 1973. El período de gobierno de Isabelita, no solamente fue breve sino también sumido en el caos y la violencia de las izquierdas que golpeaban salvajemente a la nación y sociedad argentina por ese entonces.

La herencia recibida

María Estela Martinez heredó dos problemas de extrema gravedad y que tenía que resolverlos eficaz y rápidamente para evitar su caída: por un lado, los mortíferos ataques terroristas de los dos grupos de extrema izquierda más importantes de ese entonces, montoneros y el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), que intentaban su derrocamiento y establecer en el país un gobierno socialista alineado con la Cuba castrista y la Unión Soviética; por el otro, la creciente inflación y recesión, que explotarían en una hiperinflación al año siguiente. Ninguno de estos dos Frankesteins habían sido creados por ella, sino que el destino y las circunstancias políticas y económicas le habían arrojado caprichosamente encima.

Los montoneros eran el ala izquierda del partido justicialista. Sus miembros, a pesar de que habían esperado anciosamente la llegada del viejo caudillo de su exilio en España, se declararon enemigo de Perón, cuando éste se negó a darles cargos en el gobierno y a seguir con los lineamientos revolucionarios de dicha organización terrorista. Como venganza, los montoneros asesinaron a la mano derecha del presidente, José Ignacio Rucci, jefe de la CGT, el 25 de septiembre de 1973 en un ataque sorpresivo donde también fueron acribillados dos custodios y su chofer. Esto provocó una ira política en el presidente, en el ala derecha del partido y, sobre todo en el sindicalismo argentino, que habia perdido a su secretario general. Los ánimos de Perón se exacerbaría en enero de 1974, cuando el ERP atacó la guarnición militar del Ejército Argentino de Azul, donde murieron oficiales y soldados de la unidad. Como consecuencia, Perón ordenaría fuertes medidas contra de la guerrilla y expulsaría a los montoneros del partido y del movimiento justicialista. El 6 de noviembre de 1974, se firmaría el Estado de sitio para darle a las fuerzas armadas y de seguridad la herramienta legal para combatir al terrorismo marxista/maoista.

Al promediar el año 1975, el entonces ministro de economía de la Nación, el ingeniero Celestino Rodrigo, realizaría una brusca devaluación y ajuste para evitar una recesión debido al retraso cambiario y, sobre todo, al gran déficit presupuestario al que se había llegado por el exceso de gasto en el sector público por el desmanejo de los recursos. Esto provocó una espiral inflacionaria que agravaría la situación económica y devoraría el ya alicaído salario del trabajador argentino. Esto generó paros generales de los gremios por demanda de aumentos salariales, pero también desabastecimiento de productos básicos por especulación.

Obra de gobierno

Fue escasa, limitándose a las ayudas sociales con motivos electoralistas y para contrarrestar la propagánda ideológica de izquierda. En 1974, inauguró la central nuclear atucha I, cuya construcción se inició y concluyó en un 90% durante el gobierno militar anterior (Onganía-Lanusse). En materia económica, se destaca la política de control de precios de los productos en almacenes y supermecados y medidas inocuas para combatir la inflación.

Los ministros de María Estela Martinez de Perón

Economía: José Ber Gelbard (que había sido nombrado por Perón), José Gomez Morales, y Celestino Rodrigo.

Ministro del interior: Benito Llambí (hasta agosto de 1974), Alberto Rocamora, Antonio Benitez, Vicente Damasco, Angel Federico Robledo, Roberto Antonio Ares.

Ministro de Bienestar social y salud pública: José López Rega, a quien lo sucede Carlos Villone, quien a su vez es sucedido por Rodolfo Roballos para los últimos tres meses del período.

Ministro de Trabajo: Ricardo Otero, Cecilio Conditi, Carlos Ruckauf, Miguel Unamuno.

Ministro de Defensa: Angel Federico Robledo, Adolfo Savino, Jorge Garrido.