sábado, 25 de noviembre de 2017

Séptima División Panzer

Conocida como "la división fantasma", la 7a División Panzer fue una unidad de caballería blindada del Ejército Alemán y que combatió intensamente en la Segunda Guerra Mundial. Fue creada en octubre de 1939, luego de la campaña militar de Polonia, a partir de la 2a División Blindada Liviana. En un principio, la 7a División Panzer estaba formada por 3 batallones con un total de 218 tanques (carros de combate) de todo tipos, de los cuales se destacaba el Panzer IV (PzKpfw IV). Al promediar la guerra, y con la irrupción del T-34 soviético, esta unidad sería reforzada con los Tigres I y los Panteras, alcanzando un poderío de 290 tanques y vehículos blindados menores. También contaba con una unidad de artillería de obuses de 105 mm LeFH y con tres pelotones armados con cañones anti-tanques de 37 mm Pak 36.



La 7a División Panzer de la Wehrmacht sería desplegada en el frente occidental, participando de la exitosa invasión alemana de Francia en la Operación Caso Amarillo (Fall Gelb). Su primer comandante fue el general Georg Stumme, pero el más célebre fue el general Erwin Rommel (el zorro del desierto), que estuvo a cargo de la misma desde febrero de 1940 hasta febrero de 1941, irrumpiendo rápidamente en territorio francés desde las Ardenas durant la Batalla de Francia. Durante la Operación Barbarroja de 1941, la 7a División Panzer sería desplegada en el frente ruso, siendo parte del Grupo de Ejércitos Sur. En este frente de guerra, la misma participaría de la 3ra batalla de Karkov y de la Batalla de Kursk.


Insignia de la "división fantasma"

La 7a División Panzer en acción (video)