Tuesday, March 27, 2018

Independencia de Panamá

Se puede decir que la República de Panamá tiene dos períodos de emancipación política; en el primero, la independencia de España, y en el segundo, de Colombia. El pueblo panameño empezó rebelarse en el año 1810, cuando los patriotas se enteraron de las revoluciones ocurridas en el virreinato de Nueva Granada (Colombia, Ecuador y Venezuela), al cual también pertenecían. El nuevo virrey, Benito Perez Brito, estableció su residencia oficial en la ciudad de Panamá. Sin embargo, al año siguiente, su reemplazante, Francisco Montalvo y Ambulodi, fijó la capital en Santa María, Colombia, dejando en libertad de acción a los patriotas panameños, quienes pudieron organizarse con el objetivo emancipacionista.

Independencia de España

La restauración en el trono del rey Fernando VII luego de su cautiverio en Francia, volvió a perjudicar la acción emancipadora. Debido a ello, el territorio fue controlado con energía por el general Alejandro Hore, quien había sido designado gobernador de Panamá a fin de asegurar la sujeción perpetua del istmo a la corona española. Sin embargo, en 1820 entra en vigencia neuvamente en la península ibérica la Constitución liberal de 1812, que había sido derogada por el rey en 1814. Sus medidas liberales permitieron aplicar en panamá el derecho de sufragio. De esta manera resultó elegido un Ayuntamiento, integrado en su mayor parte por hombres de ideas independencistas.

En 1821 ocupó el gobierno el mariscal Juan de la Cruz Murgeón, quien concedió amplias libertades, lo que favoreció la actividad de los patriotas. Aprovechando la ausencia del mariscal, quien se había dirigido a Quito en una expedición de la que nunca volvió, las autoridades civiles, eclesiásticas y militares panameñas convocaron a un Cabildo abierto el 28 de noviembre de 1821. Esta asamblea declaró la independencia del istmo de Panamá de España y su anexión a Colombia. El acta fue proclamada y jurada el 1 de diciembre de 1821.

Secesión de Colombia

La emancipación de Panamá del país sudamericano fue posible gracias a la intervención de los Estados Unidos de América. En 1903, el presidente norteamericano Theodore Roosevelt expresó la intención de su gobierno de construir un canal que permitiera la libre navegación por el istmo desde el mar Caribe hacia el Atlántico. Para ello firmó un tratado con el gobierno de Colombia, el cual le permitía a los norteamericanos no solamente la construcción del mismo, sino que también un arrendamiento por 90 años y control total de la zona del canal a cambio del pago inicial de U$D 10 millones, más U$D 250.000 anuales. Sin embargo, el tratado nunca entró en vigencia porque el Senado de Colombia lo rechazó, desautorizando a su presidente, en espera a una mejor oferta.

Con mucho disgusto ante la negativa del poder legislativo colombiano, el presidente Theodore Roosevelt atizó el descontento general de los panameños contra Colombia. Este descontento ya existía en la sociedad panameña, con levantamientos hacia fines del siglo XIX, pero se exacerbó con la anulación del tratado ante la pérdida de semejante oportunidad económica.

Debido a ello, los panameños una vez más se sublevaron contra Colombia, declarando su independencia total del país sudamericano el 3 de noviembre de 1903, declarándose una república. En apoyo a la emancipación de Panamá, el presidente norteamericano envió dos navíos de guerra, siendo uno de ellos un moderno acorazado, a la zona del istmo como medida disuasoria y prevenir cualquier reacción del gobierno colombiano.