Wednesday, March 28, 2018

Viaje de Marco Polo al Lejano Oriente

El más famoso de los comerciantes y aventureros medievales que partían hacia el Lejano Oriente por tierra desde los puertos del Mediterráneo Oriental fue Marco Polo. En el siglo XIII, este viajero veneciano llegó a China a los veintiún años, cruzando Persia, Turquestá y Mongolia. En 1275 fue recibido con gran cordialidad por Kubilai Kan, el nieto de Gengis Kan que inició la dinastía mongólica en China. El emperador, al parecer, tomó afecto al joven y lo incorporó a su servicio. De esta manera Marco Polo ejerció diversos cargos en la corte imperial. Es por ello que él pudo visitar varias regiones de aquel país de Oriente para ocuparse de temas económicos como la riqueza de las ciudades, el empleo del papel moneda, la exportación de la seda y la necesidad de mejorar el tráfico comercial por el río Yang Tsé.

En 1291, luego de diez y seis años de residencia en China, Marco Polo partió del Lejano Oriente de regreso a Europa, siguiendo esta vez la vía marítima. Cuando finalmente arribó a Venecia, narró sus viajes y observaciones en un libro, que por su importancia y circulación, ejercería gran influencia en los descubrimientos geográficos de portugueses y españoles de los siglos XV y XVI, ya que este libro sería leído por Cristóbal Colón y otros navegantes europeos. Esta obra, titulada "El libro de Marco Polo" es una valiosa enciclopedia geográfica referente al Asia oriental.