viernes, 6 de abril de 2018

Los grandes acontecimientos del siglo XV

El siglo XV se caracteriza por una serie de grandes acontecimientos históricos que marcan el fin de una época y el comienzo de otra, con un profundo cambio en la cosmovisión del hombre. Hay una mayor secularización donde el ser humano se atreve a romper los lasos que lo ataban a "lo religioso" y a la Iglesia. De esta manera, asistimos al fin de la Edad Media y al comienzo de la Edad Moderna. Ellos son de índole político, religioso, cultural y científico.

Entre estos grandes sucesos podemos mencionar: 

a) La caída de Constantinopla en poder de los turcos: en su afán de obtener territorios e imponer por la fuerza el Islam, el impero otomano se expande hacia el sur, hacia oriente y hacia occidente. En 1453, luego de un largo asedio, los musulmanes toman por las armas la capital del Imperio Romano de Oriente. Este acontecimiento hizo que los turcos estén en las puertas de Europa occidental, lo que llevó al Sacro Imperio Romanogermánico y a los Habsburgo a rearmarse y reforzar sus fronteras.

b) La consolidación de las monarquías: los reyes emergen poderosos sobres los señores feudales, liderando el proceso de unificación y formación de las naciones europeas, como Francia, España e Inglaterra. El viejo sistema feudal cede ante la monarquía absoluta.

c) El fin de la Guerra de los Cien Años: Con la coronación de Carlos VII, monarca francés de la dinastía de los Valois, y la derrota definitiva de los ingleses en Calais en 1558, pone fin no solamente a este largo conflicto armado, sino que también a la presencia inglesa en el territorio francés. Los ingleses renuncian a toda pretención sobre el trono de Francia.

d) La invención de la imprenta: alrededor de 1450, Johannes Gutenberg, un librero alemán, inventa la imprenta. Esto hace posible la publicación en forma masiva de los primeros libros de geografía y ciencia, pero también de la Biblia, que fue impresa por primera vez en 1455. De esta manera, la Biblia pudo ahora llegar a la masa de la gente, sobre todo a los monjes religiosos y campesinos, quienes empezaron a interpretarla libremente. Esto llevaría a lo que se conoce como "Cisma de Occidente". Hasta antes del uso de la imprenta, los ejemplares de libros eran muy escasos y muy caro, ya que eran publicados luego de un lento proceso de copia a mano y con pluma y tinta.

e) Los descubrimientos geográficos y científicos: la teoría heliocéntrica de Copérnico, demostrada como acertada por Galileo Galilei, las nuevas rutas comerciales marítimas que llevan a Asia y el descubrimiento de América le dieron al hombre una mayor creencia en si mismo y en su capacidad intelectual para cambiar las cosas a su favor por iniciativa propia y no divina. Lo que contribuyó a una nueva visión del mundo y de la realidad por la cual el hombre deja de creer en el destino, de origen teológico, y comienza a tener confianza en sí mismo y en el libro albedrío.