martes, 21 de agosto de 2018

Conquista de Cuyo (fundación de Mendoza y San Juan)

La región de Cuyo (Argentina) fue explorada por primera vez por Francisco de Villagra en 1551 después de su encuentro con Núñez del Prado en Santiago del Estero. Este explorador era teniente de Valdivia y procedía de Chile. Pero la ocupación definitiva tendría lugar luego de que García Hurtado de Mendoza tomara el gobierno de la región del actual país transandino. Éste envió al capitán Pedro del Castillo, quien fundó la ciudad de Mendoza el 2 de marzo de 1561.

Traslado de la ciudad de Mendoza y fundación de San Juan

Hacia fines de 1561, Francisco de Villagra, quien fundara la ciudad del Barco en la actual Tucumán, reemplazó a Hurtado de Mendoza en la gobernación de Chile. El nuevo gobernador envió a Juan Jufré para que encontrara una salida al Atlántico. Cuando llegó al poblado que había sido fundado por Pedro del Castillo, Jufré se percató de su mala ubicación. Es por ello que decidió trasladar esa ciudad a un paraje más elevado y adecuado para el asentamiento humano y la rebautizó Resurrección el 22 de marzo de 1562; sin embargo perduró y se impusó el nombre de Mendoza. Antes de proseguir su viaje, el enviado de Villagra quiso asegurar la conquista de Cuyo, resolviendo establecer otro poblado como base de operaciones. De esta manera, Juan Jufré fundaría la ciudad de San Juan el 13 de junio de 1562. Varios años más tarde, otro explorador español, Luis Jofré de Loaysa fundaría la ciudad de San Luis en 1596.

Las fundaciones de las ciudades de la región de Cuyo se realizaron en forma pacífica. Pronto estas ciudades lograrían intercomunicarse con las de la gobernación del Tucumán en el norte a través de los antiguos caminos que ya habían sido trazados y transitados por el inca antes de la llegada del español. La actividad económica principal de Cuyo fue desde un principio el cultivo de la uva y la producción de vino. La vid, que había sido importada a esa región por las órdenes religiosas, logró una excelente aclimatación.