viernes, 17 de agosto de 2018

Pistolas reglamentarias rusas

Las fuerzas de tierra (ejército) rusas han empleado como armas de mano reglamentaria cuatro pistolas a lo largo de su historia, todas ellas semi-automáticas, por supuesto. Las dos primeras fueron diseñadas y fabricadas durante la era de la Unión Soviética, mientras que la tercera y cuarta pistola durante los gobiernos de la Rusia actual. Lo que tienen en común es que todas ellas fueron utilizadas en combate, sobre todo las que fueron fabricadas en la era soviética. Con excepción de la primera, la Tokarev, que es de 1933 y que a menudo sus partes móviles se trababan, las otras tres son muy buenas armas de mano, en el sentido de confiabilidad y precisión y están a la altura de las mejores pistolas del mundo. También han sido las armas de mano reglamentarias de los países de Europa del Este, y de los ejércitos nor-coreano, nor-vietnamita, chino y cubano.

1- Tokarev TT-33. Arma de mano semi-automática, de calibre 7,62 mm, empleaba munición 7,62x25mm Tokarev. Esta pistola entró en servicio en el año 1933, basada en el modelo TT-30, que nunca fue empleado por las fuerzas armadas. Se fabricaron unas 2 millones de esta pistola, siendo empleada en la Segunda Guerra Mundial, Guerra de Corea, Guerra de Vietnam y guerra de guerrilla de Angola. La versión china se la conoce como la Tipo 54.
 2- Makarov PM. Es de calibre 9 mm, dispara munición 9x18mm. Modelo 1951, es la pistola del período de la Guerra Fria. Tiene un sistema de retroceso de masas a cerrojo cerrado. Su recámara se alimenta desde un cargador de 8 cartuchos. Fue empleada en la Guerra de Vietnam, Guerra Civil Yugoslava, y en la Guerra de Chechenia.


3- Grach MP-443, Pya. De calibre 9 mm, se diferencia de las demás, ya que es la única y la primera arma de mano reglamentaria rusa en emplear la munición 9x19mm Parabellum, que es mundialmente utilizada. Tiene un sistema de retroceso corto, a cerrojo cerrado, para el sistema semi-automático de carga y descarga. Emplea cargador desmontable de 17 rondas. Es el arma reglamentaria de las fuerzas especiales rusas.


4- Serdyukov SR-1. Es la pistola de mayor potencia en el mundo, ya que usa la munición 9x21mm Gyurza, cuyo proyectíl perfora el mejor chaleco blindado, atravesando el kevlar y chapas de acero a la vez. Es acción doble y tiene un sistema semi-automático de carga de retroceso simple, con cerrojo alternante, siendo su recámara alimentada desde un cargador desmontable de 18 cartuchos. Es utilizada por las tropas especiales rusas.