viernes, 21 de septiembre de 2018

Guerra de independencia de los EEUU (resumen)

Si bien la lucha por la emancipación de las trece colonias inglesas en la América del Norte comenzó con la batalla de Lexington del 19 de abril de 1775, ésta fue solo una escaramuza en donde un destacamento militar británico que se dirigía a incautar un depósito de armas y municiones de los rebeldes fue atacado por las fuerzas patrióticas causando muchas bajas en las filas inglesas. La guerra en sí cobraría importancia e intensidad cuando George Washington fue investido por el Congreso Continental con plenos poderes para enfrentar la ofensiva británica. De esta manera, el primer triunfo importante de los patriotas fue la batalla de Saratoga en septiembre de 1777.

En este último enfrentamiento militar, un ejército británico proveniente de Canada fue derrotado por las fuerzas revolucionarias bajo el mando de Horatio Gates. Sin embargo, los revolucionarios no pudieron impedir la penetración inglesa en Filadelfia, por lo tanto el Congreso debió trasladarse a Lancaster. No obstante, el triunfo de Saratoga tuvo importantes consecuencias, ya que puso a salvo Nueva York, facilitando las gestiones de Benjamin Franklin en París, por la cual la Corona francesa intervino en la guerra a favor de los rebeldes.

En Francia la lucha por la independencia de las trece colonias despertó mucho entusiasmo. Después de Saratoga se produjo la alianza franco-americana. Muchos ciudadanos galos cruzaron el Atlántico y se ofrecieron como voluntarios ante el Congreso. Pero la fuerza expedicionaria francesa más importante para luchar contra los ingleses era conducida por el marqués de La Fayette . El monarca francés Luis XVI, deseoso de tomar desquite contra Gran Bretaña, proveía de armas y municiones a los americanos. Esta ayuda gala fue decisiva para el triunfo de los revolucionarios norteamericanos.

El conflicto armado se prolongó por cinco años. Los ingleses se fortificaron en el sur, donde contaron con la ayuda de algunos sectores de los colonos. Sin embargo, el dinero y la marina francesa inclinaron paulatinamente la balanza en favor de la causa revolucionaria. De esta manera, el ejército de George Washington y la marina de guerra francesa bloquearon Yorktown, Virginia, en 1781, donde las tropas inglesas se habían atrincherado. Los americanos lo hacían por tierra y los galos por mar. Frente a este implacable asedio de ambas fuerzas, los británicos se vieron obligados a rendirse.

Tratado de París de 1783: la firma de la paz

La guerra se había hecho impopular en Inglaterra, y tanto el partido Whig com los comerciantes de Londres anciaban el final del conflicto, ya que éste les provocaba muchas pérdidas. El gobierno inglés, a través de su Primer Ministro William Cavendish, inició entonces conversaciones con el representante norteamericano en Europa, John Adams, quien era asesorado por Franklin y Jay. Estas conversaciones llevaron a la firma del Tratado de París firmado en 1783. Por este acuerdo de paz definitivo, Inglaterra reconocía la independencia de las trece colonias de norteamerica; por su parte, Francia recuperaba Saint Pierre y Miquelón en América, Senegal en Africa, y España, que también había ayudado a los patriotas norteamericanos, readquirió la Florida, la cual había cedido luego de la Guerra de los Siete Años.